Seguros, disminución del riesgo y disminución de la cuota

La afección que la crisis del coronavirus está teniendo y tendrá en la vida económica y comercial de nuestro país es un hecho que preocupa a toda la población. También es una realidad que la declaración del estado de alarma y las medidas tomadas a tal efecto han creado situaciones de excepcionalidad jurídica (suspensión de actuaciones procesales no urgentes, moratorias de préstamos hipotecarios, aplazamiento de impuestos, etc.). Pero ¿cómo puede afectar la declaración del estado de alarma a los contratos de seguro?

El contrato de seguro es aquel por el que el asegurador se obliga, mediante el cobro de una prima y para el caso de que se produzca el evento cuyo riesgo es objeto de cobertura a indemnizar, dentro de los límites pactados, el daño producido al asegurado o a satisfacer un capital, una renta u otras prestaciones convenidas”, establece nuestra Ley de Contrato de Seguro en su primer precepto.

En la medida en que el Real Decreto 463/2020 por el que se declara el estado de alarma limita la circulación de las personas, o suspende la actividad educativa presencial, o la apertura al público de la gran mayoría de los locales o establecimientos, el riesgo de que se produzcan los eventos que habitualmente aseguran las compañías, en muchos casos disminuye notablemente. En ciertas ocasiones, prácticamente desaparece.

Pongamos varios ejemplos:

1. En un negocio de restauración, que actualmente se encuentra cerrado al público y cuya apertura no se permite, desaparece el riesgo de que un trabajador sufra un accidente laboral cubierto por un contrato de seguro, o se reduce considerablemente el riesgo de sufrir un incendio provocado por las propias instalaciones, ya que la cocina o los demás aparatos electrónicos no están en uso.

2. Igualmente se reducen los riesgos de que ocurran determinadas eventualidades aseguradas en un centro educativo que no tiene alumnos.

3. O la imposibilidad de desplazarte en coche ha reducido la siniestralidad.

4. El abanico de casuística puede ser inmenso y se va ampliando en la medida en que la propia legislación al respecto va aumentando también.

Pero la pregunta a la que tenemos que responder es si nuestro ordenamiento jurídico prevé esta situación excepcional. Y la respuesta es SI, el artículo 13 de la Ley del Contrato de Seguro,  que hace referencia a la disminución del riesgo asegurado.

En concreto, dicho texto permite al tomador o asegurado, estando vigente el contrato de seguro, informar al asegurador de las circunstancias que disminuyan el riesgo en caso de que si hubieran sido conocidas en el momento inicial de la relación contractual le hubieran llevado a contratar el seguro en condiciones más favorables.

Y la consecuencia de esta comunicación, será que  al finalizar el período en curso cubierto por la prima, deberá reducirse el importe de la prima futura en la proporción correspondiente. En otro caso, el tomador del seguro tiene derecho a resolver el contrato y a que la aseguradora le devuelva la diferencia entre la prima abonada y la que le hubiera correspondido pagar desde el momento en que comunicó la disminución del riesgo.

Por tanto, los tomadores de un seguro, y  los asegurados cuando se refiera a un comercio de hostelería, un centro educativo, museo, o de cualquier otra entidad cuya apertura al público está suspendida por medio del estado de alarma, y que precisamente cobran sentido como negocio sólo cuando sus instalaciones están abiertas al público,  o de un vehículo a motor que no puede circular debido al estado de alarma, deberán comunicar de manera fehaciente, y a la mayor brevedad posible, a sus compañías aseguradoras, la disminución de los riesgos asegurados por esta situación excepcional.

Nuestro despacho analizará su situación,  y le ofrecerá un asesoramiento detallado en defensa de sus intereses. Póngase en contacto con nosotros en info@salip-abogados.com o al 932019830.

¿Qué derechos tengo si he realizado una compra online?

Establezca su .shop este septiembre | Gandi News

Si he realizado una compra vía online, la empresa deberá entregar los artículos sin demora indebida y siempre en un plazo máximo de 30 días desde que se entienda celebrado el contrato, a no ser que se hayan acordado previamente otros plazos de entrega diferente. Si estos plazos no se cumplen, el consumidor podrá resolver el contrato y, por tanto, la empresa deberá reembolsar todas las cantidades que hayan sido abonadas por el usuario sin demoras indebidas.

Email: info@salip-abogados.com Tlf: 932019830

¿Qué sucede con el pago de las cuotas mensuales academias, los gimnasios, los bonos del fútbol, etc?

How High Is Too High for 401(k) Fees? - Consumer Reports

Son servicios de tracto sucesivo ya que son pagos recurrentes de manera mensual.
Dichas actividades que se han visto anuladas pero incluso han podido ser pagadas por adelantado. En este caso, el prestador del servicio podrá ofrecer al consumidor la opción de disfrutar el servicio a posteriori cuando todo vuelva a la normalidad o bien realizar una minoración de futuras cuotas.


Si el usuario no estuviera de acuerdo con este tipo de alternativas, se le deberán reembolsar los importes de las cuotas que se hayan abonado en la parte proporcional al período en que dicho servicio no haya sido prestado. Además, no se deberán seguir cobrando nuevas mensualidades durante el tiempo en que el servicio no pueda prestarse con normalidad.


A pesar de ello, debemos tener en cuenta, que por el Estado de Alarma no procede la rescisión del contrato, de manera que una vez finalice la situación las partes volverán a asumir sus obligaciones contractuales.

No dude en contactar con nosotros en el 932019830 o en info@salip-abogados.com

¿QUÉ SUCEDE SI HE COMPRADO ALGO ONLINE Y QUIERO DEVOLVERLO?

Enlace al artículo Trucos para reconocer una web segura de compra online

Si nos centramos en las compras online, lo normal es que se establezca que el plazo para su devolución sea de 14 días desde la recepción del artículo comprado, pero debido al estado de alarma se ha interrumpido dicho plazo hasta que se decrete el levantamiento de este estado. Es decir, si has adquirido algún artículo vía online no vas a perder el derecho a su devolución o al desistimiento de la compra.

Más información en info@salip-abogados.com y 932019830.

¿SE HA CANCELADO TU VUELO DEBIDO AL COVID-19?

Smile! You might be on camera on your next flight

Todos aquellos viajeros de compañías aéreas que hayan visto cancelados sus vuelos debido a la prohibición de vuelo establecidas en algún país, tienen derecho a:

  1. Recibir por parte de la compañía aérea las condiciones de asistencia y compensación.
  2. Comida y bebida suficiente, llamadas telefónicas o acceso al email y si fuera necesario las noches de alojamiento y el transporte entre el aeropuerto y el lugar de alojamiento.
  3. Reembolso o transporte alternativo hasta el destino final.
  4. Si el transportista cancela el viaje, puede ofrecer un bono sustitutivo al viajero pero si el viajero prefiere el reembolso deberá efectuar el mismo no pudiendo imponer la emisión de dicho bono sustitutivo.
  5. Sin embargo, si no ha cancelado el vuelo, el viajero deberá comprobar si en los términos y condiciones por razones de emergencia sanitaria existe la posibilidad de cancelarlo o si es posible aplazar o cancelar el viaje a dichas zonas.
  6. Si el usuario se ve afectado por el estado de alarma aunque no se hayan cancelado los vuelos, tendrán derecho a cancelar el vuelo sin ningún tipo de penalización.

Si las aerolíneas no cumplen sus obligaciones o vulneran los derechos de los viajeros, estos podrán reclamar a la compañía y si esta no responde a dicha reclamación correctamente, podrán presentar una reclamación ante la Agencia Estatal de Seguridad Aérea sin ningún tipo de coste adicional.

Para más información y asesoramiento, no dude en llamar al 932019830 o enviar un mail a info@salip-abogados.com

¿Tenías un billete de tren y no puedes realizar el viaje?

Trucos para conseguir tus billetes de avión más baratos ...

Si debido a las medidas decretadas por el estado de alarma el viajero no puede realizar el viaje o la compañía lo ha suspendido, tendrá derecho a resolver al contrato de transporte sin penalización de ningún tipo en un plazo de 14 días desde la finalización del estado de alarma. Aún así, el transportista podrá ofrecer una alternativa y si no es aceptada por el viajero se reembolsará el importe abonado.

Más información en info@salip-abogados.com y 932019830.

LOS CONTRATOS CON CONSUMIDORES Y LOS VIAJES COMBINADOS EN EL ESTADO DE ALARMA

Estado de alarma: El Gobierno permitirá cancelar contratos a los ...

Frente a  las situaciones de incumplimiento contractual de los empresarios como consecuencia de las medidas adoptadas durante la vigencia del estado de alarma, los consumidores  tendrán derecho a resolver el contrato en aquellos casos en los que este haya devenido de imposible cumplimiento a consecuencia de las medidas adoptadas durante la vigencia del estado de alarma.

Este derecho debe ser ejercitado dentro del plazo de 14 días desde que se haya puesto de manifiesto la imposibilidad de cumplimiento del contrato.

Ahora bien, el RDL 11/2020 modula en cierto modo las consecuencias de este derecho,  pues se podría dañar irremediablemente la solvencia de los empresarios.

Así, en aquellos supuestos en los que el cumplimiento del contrato no haya devenido definitivamente imposible a raíz de las medidas adoptadas durante la vigencia del estado de alarma, el RDL 11/2020 sugiere a los empresarios que de buena fe ofrezcan a los consumidores, y sugiere a estos últimos que de buena fe las acepten, fórmulas mediante las que se trate de reestablecer la reciprocidad de intereses y evitar la resolución del contrato.

Se entenderá que no cabe obtener propuesta de revisión cuando haya transcurrido un periodo de 60 días desde la imposible ejecución del contrato sin que haya acuerdo entre las partes sobre la propuesta de revisión.

En aquellos casos en los que el reequilibrio contractual resulte definitivamente imposible, para lo que bastará que el consumidor se limite a no aceptar el ofrecimiento que haya podido recibir del empresario, el empresario estará obligado a devolver las sumas abonadas por el consumidor o usuario, salvo gastos incurridos debidamente desglosados y facilitados al consumidor, en la misma forma en que se realizó el pago en un plazo máximo de 14 días, salvo aceptación expresa de condiciones distintas por parte del consumidor y usuario.

VIAJES COMBINADOS

El consumidor tendrá derecho a la resolución del contrato en el caso de que la ejecución del viaje combinado o, en general, el transporte de viajeros al lugar de destino haya devenido imposible, pero limitando la obligación del organizador del viaje de reembolsar al consumidor.

El organizador del viaje únicamente estará obligado a reembolsar al consumidor aquella parte de la cantidad que este hubiera abonado para la contratación del viaje y que a su vez los proveedores de servicios incluidos en el contrato de viaje combinado hubieran procedido a devolver al organizador.

En relación con aquella parte que los proveedores de servicios no hubieran procedido a devolver al organizador, este cumplirá con su obligación de reembolso al consumidor con la entrega a este último de un bono para ser utilizado dentro de un año desde la finalización de la vigencia del estado de alarma y sus prórrogas, por una cuantía igual al reembolso total o parcial que hubiera correspondido. Transcurrido el periodo de validez del bono sin haber sido utilizado, el consumidor podrá solicitar el reembolso completo de cualquier pago realizado.

Puede realizarnos cualquier consulta a info@salip-abogados.com o al 932019830.